Las Fiestas del Señor

Adán se encontraba en el jardín de niños, con el mundo por salón de clases y Dios, su padre, por maestro. Estaba sentando las bases de lo que se conocería como"La Cultura Humana". El deber del hombre era es y será, conocer a Dios, por el pasar tiempo con él, para ver, oir, hablar y hacer lo que él hace. 2600 años más tarde (por la dureza del corazón del hombre, endurecido a causa del pecado, aceptado por el dueño de todo, Adán, el cual fue expulsado del jardín de niños a la vida adulta, sin pasar por primaria, secundaria, academia, Universidad, post grado, cerum, internado, maestría, doctorado, PHd en la cultura humana) Dios les entregaba un breve resumen con las instrucciones más básicas de "La Cultura Humana" que en hebreo tiene por nombre Torá. La Torá corresponde a los libros que conocemos como el Pentateuco, los primeros 5 libros de nuestra Biblia. Hebreos 13:8 El Verbo es el mismo ayer hoy y siempre, 1 Pedro 1:25 Más el Verbo permanece para siempre, Santiago 1:17 En el Padre no hay mudanza ni sombra de variación. Por lo tanto, las instrucciones dadas a Moisés son las mismas que Dios tenía planeado dárselas a Adán, sólo que en un lenguaje comprensible por un niño que no ha pasado por el jardín de niños aún y con órdenes que pueden ser cumplidas hasta por el menor de ellos.